:Narrativas Relevantes.

Abundancia: el futuro es mejor que lo que esperas

Este libro es tan bello que no he tenido corazon para rayarlo, ni siquiera para doblarle una esquina a alguna página usada como marcador. No habría querido colocarles ni posts it. Quiero decir, es tan bella su edición, hecha con tal cuidado, con un papel y un cartonite tan suaves y firmes que da gusto acariciarlo.

Soy un fanático de la lectura digital, pero estoy feliz de que «Abundancia«, en español, solo se pudiera adquirir impreso. Es tan agradable al tacto, a la caricia, como una morena caribeña de 20 y tantos y carnes firmes.

Leyéndolo me he sentido como el caballo viejo de Simón Díaz, que ha llegado tarde a su vida. No por esos 20 y tantos y mis 50 y tantos, sino porque siendo «Abundancia» un libro de 2013 refiere una cantidad de «viejas» innovaciones tecnológicas que para mí han resultado absolutas primicias. «Abundancia» plantea un optimismo racional fundamentado en la tecnología para resolver todos los grandes problemas de la humanidad: el hambre, el cambio climático, el efecto invernadero, la falta de agua y de energía, el problema del tránsito, las carencias de salud y educación, el abuso de los combustibles fósiles, la desigualdad y cualquier otro que se te pueda ocurrir.

Para cualquier problema material, para cualquier escasez, en «Abundancia» encuentras solución. Porrazo a porrazo, los autores Peter H. Diamandis y Steven Kotler echan abajo a Malthus y a toda la vieja economía, esa lúgubre ciencia que plantea que las necesidades son muchas y los bienes son limitados. La tecnología, la innovación y el DIY (Do it Yourself) derriban ese paradigma y lo cambian por una prosperidad ilimitada.

«Abundancia» ancla lo que ya pensaba: no vinimos al mundo a sobrevivir, sino a vivir. A plenitud. Diamandis y Kotler lo demuestran no con frasecitas de coaching barato, sino con datos y relatos irrebatibles.

Que mi entusiasmo no lleve a nadie a pensar que «Abundancia» es una lectura emotiva o de esparcimiento. Su lectura implica la quema de una buena cantidad de calorías intelectuales, pero merece mucho la pena.

Comparte
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *